Posted by IN

Periscope, el pequeño submarino

largeicon

Antes de hablar de la app Periscope me gustaría remontarme un poquito en el tiempo para poneros en situación.

Nochebuena de 1906, utilizando un alternador electromecánico de alta frecuencia Reginald Aubrey Fessenden transmitió desde Massachussetts la primera radiodifusión de la historia. El contenido fue muy simple, Fessenden tocaba con su violín la canción Oh Holy Night mientras leía un pasaje de la biblia.

No fue hasta 1920 cuando se comenzaron a realizar las primeras emisiones regulares en diferentes países. En E.E.U.U. La “WWJ”, 950 AM con un reducido número de operadores de radio comenzaron las primeras pruebas de emisión llegando a emitir el primer noticiario el 20 de agosto del mismo año, su nombre “Detroit News Radiophone”.

2 de noviembre de 1936, tras numerosas pruebas, inversiones millonarias y mucho esfuerzo la BBC (British Broadcasting Corporation) realiza la primera transmisión pública regular desde Londres, aquellas primeras transmisiones sólo llegaron a 20.000 personas.

El mundo cambió para siempre. La información empezó a ser prácticamente instantánea, el broadcasting junto con la aparición de diferentes canales ofrecía una generosa variedad de contenidos a los que prácticamente cualquier persona podía acceder. Sólo había que adquirir un transistor o, si su bolsillo se lo permitía, un televisor.

Lo que viene después ya lo sabemos casi todos. Llega internet en los años 90 vuelve a haber una revolución en el campo de la comunicación, accedemos a una cantidad de información brutal. Textos, fotografías, chateamos con gente del otro hemisferio, descargamos música, películas, internet llega a dispositivos móviles, llega Youtube, redes sociales… Nos podemos quedar si aire nombrando todos y cada uno de los avances que nos trajo internet.

Lo que llega en 2015 es interesante por un lado, incluso diría que maravilloso, pero por otro lado tiene su lado oscuro, su lado descontrolado. Se llama Periscope y es uno de los últimos lanzamientos de Twitter.

mediabanner

Para los que desconozcan qué es Periscope cito textualmente el texto que aparece en la web de los desarrolladores:

“Hace poco más de un año, nos entusiasmamos con la idea de descubrir el mundo a través de ojos ajenos. ¿Y si pudieras ver a través de los ojos de un manifestante en Ucrania? ¿O mirar el amanecer desde un globo aerostático en Capadocia? Puede sonar descabellado, pero quisimos crear lo más parecido a la teletransportación. Si bien hay muchas formas de descubrir eventos y lugares, nos dimos cuenta de que no hay mejor forma de sentir un lugar en un instante determinado que mediante un video en directo. Una imagen podrá valer más que mil palabras, pero un video en directo puede transportarnos al lugar y mostrarnos lo que allí ocurre.”

prebroadcast

Con esta breve descripción os podéis hacer una idea. Una nueva red social destinada a que cualquier persona en cualquier parte del mundo con un dispositivo móvil y una conexión wifi, 3G o superior pueda realizar una conexión en directo para que cualquier persona en cualquier parte del mundo tenga la opción de conectarse y asistir a lo que el emisor nos quiera enseñar. Aunque no termina aquí, cuando el emisor corta la conexión tiene la opción de que se guarde el streaming para que cualquier persona lo pueda visionar posteriormente.

La idea es original y si utilizamos esta app con cabeza pues puede una herramienta útil para ciertas personas. Muchos bloggers y youtubers ya la utilizan para conectar con sus seguidores a cierta hora todos los días y enseñarles un producto nuevo, su sesión de running diaria, o simplemente colocan el teléfono en algún soporte y enseñan la última receta que ha aprendido.

broadcast

Como siempre hay un equipo de marketing que lo vende de la mejor manera, estudiando al milímetro las necesidades de los usuarios y nos lo visten todo de colorines para que parezca que todo es bonito…

En parte razón no les falta. Hace pocas semanas lanzaron un evento que se llamó “Scope Day” en el que más de 50 broadcasters a lo largo del mundo iban realizando conexiones en lugares emblemáticos y nos daban lecciones de historia, ciencia, naturaleza…¿maravilloso verdad?

La parte negativa la descubres cuando navegas durante un rato a través de los ojos de este periscopio, desde tu submarino. Descubres que en el mundo todo vale con tal de conseguir un puñado de personas que te vean, que comenten lo que haces. Es tan fácil como desplegar el mapa y localizar la gente que está emitiendo en directo en ese momento con la geolocalización activada. No hace falta navegar durante mucho rato para ver de todo.

Gente disfrazada delante del móvil con cara triste lanzando miradas contínuas a la parte de la pantalla en la que aparecen los comentarios de la gente. Habitualmente insultos. Adolescentes en busca de su propia identidad intentando ser protagonistas de su propio programa sin contenido. Incluso gente que con tal de recibir visitas utilizan en los títulos de sus conexiones las palabras sexo, porno y lo único que emiten son sus tristes realidades…

Tras unas cuantas millas a través de este océano decido bajar el periscopio y salir del submarino, sin parar de pensar en lo que Reginald Aubrey Fessenden pensaría al ver esto.